Light theme

13 Sentinels: Aegis Rim review
Exceptional
by Xhekros

13 Sentinels: Aegis Rim es un videojuego que combina la visual novel con los diseños de los juegos de estrategia por turnos en tiempo real. Tras varias horas de prólogo en las que los dos aspectos se combinan, el juego nos da casi total libertad para descubrir Archivos, pelear contra kaijuus o bien descubrir las historias de los personajes; no obstante, lo que mayor peso tiene de todo es la historia, con 13 rutas en las que parte están desactivadas de entrada y parte que tenemos disponible. La gracia, pero, está en cómo está escrita la historia y en la distinción entre personajes.
Cada personaje tiene sus particularidades y, a su vez, cada ruta también es distinta y todas tienen su base en la ciencia-ficción. De hecho, el guion es muy sólido por línea general, e incluso tiene toques de genialidad no tanto por coherencia sino por acumulación: se unen muchos tropos del género y se meten en una coctelera y, de alguna forma, cada ruta no solo acaba volviéndose distinta por esas referencias y tropos distinguibles unas de otras, sino que, también, acaban convergiendo progresivamente en una línea común bastante satisfactoria. Pese a ello, cabe decir que aunque la historia acabe siendo coherente, hay rutas que son más una excusa para rellenar que otras, aunque es cierto que la gran mayoría sí tienen bastante enjundia. A esto además se le añade la belleza de esos paisajes 2,5D que Vanillaware suele conseguir de base. Los coloridos urbanos están muy logrados, y aunque se abusa de los atardeceres sí es mérito tratar de darle todo tipo de tonos mediante el colorido y el fondo. También los diseños de los personajes cumplen sobradamente ese cometido, tanto en las batallas de mechas como en su cometido principal, y la música es la que acaba de dar el tono sobradamente: la mezcla entre elementos electrónicos con otros de cultura pop y otros de banda sonora más tradicional de Hitoshi Sakamoto cumple y encima hay tracks como SOLEUCINE o LEUCINE que son auténtico amor.
Y ya que estamos, hablemos de las batallas. Hay gente que ha dicho que este aspecto no está tan trabajado, y en parte es cierto. Las batallas por lo general son bastante fáciles y sencillas de manejar, pero tienen su intringulis especialmente en el uso de los metachips. Los metachips son la moneda del juego y suelen desbloquearse tanto al acabar las historias como en las propias batallas. Aquí se puede mejorar el sistema Meta como las armas de los personajes, pero hay que saber bien qué hace cada cosa para no perder dinero. Por otro lado, las misiones son bastante simplonas (defender o matar bichos), pero creo que las animaciones y lod siseños 2D tienen su sentido y son agradables de ver, y para aquellos a los que se les pueda atragantar la estrategia de juegos como XCOM o Into the Breach puede ser un muy buen punto de partida. Desgraciadamente, sí es cierto que es sencillo, pero si se piensa bien, es lo normal: aunque peque de complicaciones, el peso está en la visual novel, y es la Batalla quien da coherencia a la historia.
En resumen, 13 Sentinels no es un juego perfecto, pero sí es un juego más que notable con un guion tan interesante como sorprendente y con un sistema de batallas que puede enganchar a más de uno, pero es imposible negar que hay algo de relleno para cubrir según qué agujeros y que las batallas no son todo lo desafiantes que pueden ser hasta bien entrado el final.
«Blew my mind»
«OST on repeat»